La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.



Consejos Para Su Piscina
 

 

TRABAJOS DE MANTENIMIENTO DE LA PISCINA

 
1.- MANTENIMIENTO DE LOS COMPONENTES DE LA PISCINA.
 

1.1.- TRABAJOS PREVIOS A LA PUESTA EN MARCHA EN UNA NUEVA TEMPORADA

 
1.1.1.- PRIMEROS PASOS
 

1. Uno de los primeros pasos a tener en cuenta, en primer lugar es el estado del vaso de la piscina. Si está llena de agua y hemos tenido la precaución de mantenerla con algún producto adecuado, hemos conseguido ya el primer paso, aunque exista la posibilidad de que tengamos que vaciarla si el tratamiento estuviera ya muy agotado, en este caso será necesario dar un buen repaso a los parámetros y al fondo, dejándola perfectamente limpia.

 

2. En el caso en que vayamos a aprovechar el agua, pasaríamos directamente a la puesta en marcha, observando las instrucciones que se indican en los apartados posteriores.

 

3. Si las algas han convertido la piscina en una balsa verde, será necesario que se vacié, y proceder a su limpieza.

 

4. En todos los casos es imprescindible revisar el estado de la estructura del vaso, viendo posibles agrietamientos, fisuras etc, en el caso de que existan, deberán desconchar el entorno alrededor de la fisura, llegando al punto más profundo, si esta es muy continua, se sellará la parte inferior con silicona, llenando el hueco con un mortero rico en cemento Pórtland, rellenando la parte final y colocando el revestimiento deteriorado.

 

1.1.2.- PREPARACIÓN GENERAL
 

1. Elimine las incrustaciones y suciedad que se hayan depositado en tuberías y filtro.Para ello establezca un circuito cerrado, comunicando la salida del agua de la piscina, con la entrada de agua del depurador, y haga recircular un detergente, ácido, durante un periodo de

 

30 minutos. Vacíelo y proceda a un enjuague con agua limpia, de modo que no queden restos de acidez, en toda la instalación.

 

2. Elimine las lagas y materias orgánicas que puedan quedar en el circuito o depurador, haciendo pasar un buen algicida. Vacíelo todo y restablezca el circuito normal.

 

3. Limpie el vaso de su piscina. Utilice un desincrustante o desengrasante. A continuación, y si es necesario, puede pintar el vaso con una pintura mezclada con un algicida, a razón de medio litro de algicida por cada 5 Kg. de pintura.

 

4. Repare las grietas, si las hubiera.

5. Si su revestimiento del vaso, es pintura, es el momento de repasar.

6. Aplique con brocha o pulverice, sobre las paredes y fondo un buen algicida.

7. Deje secar la piscina, al menos durante 12 horas.

 

1.1.3. REVISIÓN MECÁNICA.
 
Posiblemente nos encontremos que el eje, ventilador y rodamiento del grupo motor-bomba, se encuentra agarrotado por lo que tenemos que adecuarlo, ya que corremos el riesgo de quemar el bobinado del motor. La válvula central del filtro y las válvulas que forman el cuadro de maniobra y del circuito hidráulico de unión, entre el vaso de la piscina y el equipo de higienización, deben encontrarse lubricados, normalmente estos elementos al encontrarse llenos de agua, esta misma sirve de lubricante, provocando que después de un largo tiempo sin funcionar, sea más fácil la puesta en marcha.
 

En el interior de los filtros, con o sin agua, es necesario vigilar, minuciosamente, la posibilidad de existencia de algas, las cuales han de ser eliminadas, por medios adecuados.

 Reponer con arena los filtros.
 
Seguramente, a pesar de que son materiales plásticos, el circuito hidráulico, de unión entre los accesorios empotrados entre el vaso de la piscina y el equipo de higienización, pueden encontrarse, contaminación bacteriológica. ES preciso proceder a su limpieza por medio de circulación del agua con gran dosis de cloro, dejándola en su interior durante al menos 2 horas. 

A continuación detallamos los equipos y accesorios a vigilar y acondicionar, antes de la puesta en marcha:

 
1. Prefiltro de la bomba, cesta, junta y tapa.
 
2. Cuerpo de bomba, rodamiento y eje.
 
3. Motor eléctrico, eje y ventilador.
 

4. Válvula central multivía y valvulería en general, manivelas, eje, juntas y roscas.

 

5. Cuerpo y filtro, soportes inferiores, distribuidores, junta y tapa.

 
6. Circuito hidraúlico de interconexión.
 

7. Vaso de piscina, limpieza general y protección antialgas.

 

Verifique los accesorios: prefiltro, bomba, filtro, válvulas, skimmers, etc., y compruebe que todo esté perfectamente limpio. Si precisan limpieza, hágalo con una solución que contenga 1 cm3 de algicida por litro de agua.

 

 

1.1.4.- PUESTA EN MARCHA
 

1. Llene el vaso y ponga en marcha la bomba a través del filtro, aspirando por el fondo de la piscina. La altura del nivel de agua debe cubrir la mitad del rebosadero (salida al Skimer)

 

2. Recoja una muestra de agua a un brazo de profundidad y con un kit de medida determine el pH. Asegúrese de que la colocación de la muestra esté en la gama de color de la "zona correcta" (7,2-7,6). Si no lo está, "corrija".

 

3. Para estabilizar el posterior consumo de cloro, añada ácido cianúrico, a razón de unos 40 grs por metro cúbico de agua, dosificándolo a través del skimmer, en pequeñas cantidades, y con el filtro en marcha, este producto tarda mucho en disolverse.

 

4. Efectúe la cloración inicial (cloración de choque) añadiendo entre 3 y 5 veces, la dosis normal del mantenimiento. Para ello, mantenga la bomba en marcha y añada directamente en el vaso o en el skimmer la cantidad de cloro que indique la tabla de cloración.

 

5. Acondicione el agua de su piscina añadiendo la cantidad de acondicionador indicada. Puede añadirla en el vaso o en el skimmer, con la bomba en marcha.

 

6. Dosifique un algicida la cantidad mínima de 2 veces la normal del mantenimiento.

 

Espere a que el cloro residual se situé por debajo de 2 p.p.m (ideal entre 0,6 y 0,8 grs por m3).

 

NOTA: Durante el llenado de la piscina es conveniente que cuando el agua alcance unos 30 a 40 cm, pasar el limpiafondos, y eliminar cualquier rastro de suciedad depositada en el fondo, que una vez llena la piscina, será mas difícil de ver.

 

Recuerde que para cualquier problema importante debe consultar al profesional que instaló la piscina, o bien quién le provee de los productos químicos.

 

Todos los equipos que durante un largo periodo de tiempo, permanezcan inactivos, es conveniente ponerlos en marcha de vez en cuando, para evitar futuras complicaciones.

 
 
 
1.1.5.- AL FINALIZAR LA TEMPORADA
 

En el invierno siempre es mas económico mantener la piscina que abandonarla, por lo que aconsejamos:

 

• Vacíe el agua de la piscina, dejando el nivel a unos 10 cm por debajo de los skimmers.
 

• Limpie y vacíe de agua todos los circuitos, tuberías, filtros, bomba, etc,..

 

• Añada 2-5 l de algún producto de invernaje por cada 100 m3(Reduce la formación de algas y la precipitación de sales cálcicas durante el invierno, facilitando la limpieza de la piscina en primavera. Al finalizar la temporada se efectúa una adición de 2 - 5 litros por cada 100 m3de agua, dependiendo de la dureza de ésta, dato facilitado por los Servicios de Aguas del Municipio.)

 

• Ponga sobre la superficie del agua objetos flotantes de formas redondas (Ejemplo: neumáticos medio hinchados)

 

• En un dosificador flotante coloque pastillas de tratamiento del agua.

 
• Cubra su piscina con un cobertor.
 

• Vaya comprobando que las pastillas de tratamiento dosificador no se hayan disuelto totalmente, en caso afirmativo, añada otras.

 

 

1.1.6.- INVIERNO
 

En el invierno siempre es mas económico mantener la piscina que abandonarla; por lo que le aconsejamos:

 

• Una vez al mes como mínimo, hay que poner la bomba en marcha unos cinco minutos aprox., para comprobar su buen estado y además evitar que se bloquee.

 

• Si decide pasar la barredera manual (cada mes o dos meses), evitara la formación de barro en el fondo de la piscina. Tenga muy en cuenta que al realizar esta operación el agua no la debe filtrar, por lo tanto la válvula selectora del depurador no deberá estar en filtrado, por lo que tendrá que ponerla en la posición de vaciado o de desagüe.

 

• Si decide pasar el limpiafondos automático póngalo media hora todos los días (si tiene reloj programador) o bien de dos a cuatro horas un día a la semana. Y recuerde hacer

 

los lavados al depurador cuando suba la presión o cuando el limpiafondos funcione mas despacio.

 

• En primavera cuando su piscina este llena de polen espere a que este se pose en el fondo. Y la mejor manera de limpiarlo es pasando la barredera manual y tirar el agua al desagüe puesto que el filtro no suele retener el polen. (NO utilice el limpiafondos automático).

 
 
 
 
 
 
 
 


1.2.- TRABAJOS PROPIOS DE MANTENIMIENTO

 

1.2.1.-CAMBIO DE LA ELECTROBOMBA.

 

Con el objeto de poder filtrar, recircular la totalidad del agua de la piscina es necesario colocar la bomba. La finalidad de la bomba es proporcionar al filtro el caudal necesario de agua. Los principales factores que se deben tener en cuenta son su perfecta colocación que le procure siempre un buen cerramiento. La bomba se instalará cerca del agua, a ser posible debajo del nivel de la misma, si por razones técnicas no se instala por encima del nivel del agua, deberá instalarse una válvula antirretorno, tipo esfera, en las canalizaciones de aspiración de superficie y de fondo, bajo el nivel del agua.

 

Dentro de la gran variedad de tipos de bombas que existen en el mercado, las bombas centrífugas son las que se utilizan en la recirculación del agua de las piscinas. Se utilizan bombas de alta presión y bajo caudal y se instala bajo un estudio previo, que hay que hacer, dependiendo

de las características, del volumen de agua, equipo de filtración etc.

 

Para realizar una buena elección de la bomba hay que considerar que la variación del caudal a lo largo de la carrera del filtro no debe exceder del 10 al 20% del nominal. También, la presión de la bomba con la válvula cerrada no debe superar el 175% de la presión de servicio y surendimiento nunca debe estar por debajo del 65%. Generalmente se utilizan bombas de alta presión y poco caudal, dependiendo del volumen del agua, equipo de filtración, etc.

 

Elegiremos la que más se adapte a nuestras necesidades.

 

IMPORTANTE: Las electrobombas, al no moverse en su funcionamiento, no se fijan al suelo ni a ningún otro sitio, de lo contrario entorpeceremos las operaciones de mantenimiento de la misma al ser necesaria su desanclaje siempre que queramos limpiar el prefiltro o la turbina.

 

 

1.2.2.- CAMBIO DE LAS ARENAS DE UN FILTRO.

 

Le recordamos la conveniencia de cambiarle las arenas al filtro de la piscina (máximo hacia los tres o cuatro años).

 

El tamaño del grano más adecuado se puede fijar entre los 0,40 y 0,50 mm de diámetro, y con un coeficiente de regularidad de 1,75.

 

Es recomendable efectuar un cambio de arenas cada tres o cuatro años ya que de no hacerlo así se pierde poder de filtración y se pueden hasta petrificar con el consiguiente deterioro del filtro.

 

Si además se utiliza para tratar el agua cloro de 3 efectos que contiene sulfato de cobre se recomienda hacer el cambio de arenas cada 2 años.

 

Para realizar el cambio de arenas tenga en cuenta los siguientes puntos:

 

• Hacer un buen lavado antes de abrir el filtro para eliminar la suciedad y los malos olores.

 

• Antes de abrir el filtro se pueden desapelmazar las arenas mediante un producto desincrustante.

 

• En el caso de que su equipo de filtración este por debajo de el nivel del agua. Se procederá a cerrar todas las válvulas para que no retorne agua de la piscina. Es posible que al no tener válvula en la tubería de retorno, necesite bajar el nivel del agua por debajo de los impulsores e incluso skimmers.

 

• Comenzar a sacar las arenas por la parte superior del filtro

 

• Revisar los brazos colectores y sustituirlos si estuvieran deteriorados

 

• Volver a llenar el filtro con arena nueva (si este tuviera mas de 100 kilos de arena, conviene tapar los brazos colectores con arena mas gruesa).

 

• Antes de cerrar el filtro dejar bien limpio el asiento junta tapa filtro ya que los granos de arena sobre la junta provocaran fugas de agua.

 

• Si la junta estuviera reseca lubrificarla con vaselina neutra, no echar aceite multiuso a la junta

 

• Hacer un lavado inicial antes de ponerlo en filtración

 

• Y si a su filtro hace muchos años que no le han cambiado las arenas y estas salieran petrificadas.

2.- MANTENIMIENTO DEL AGUA DE LA PISCINA

 

LA CONTAMINACIÓN DEL AGUA

Ya se ha comentado en la definición de piscinas que los vasos están permanentemente llenos de agua. Como todo volumen de agua estancada, la de las piscinas está sometida a procesos de degradación incrementados por la continua inmersión de personas que actúan como vehículos de agentes contaminantes. En un primer momento de la historia de las piscinas se vaciaba el vaso cuando era evidente que el agua estaba sucia, procedimiento que derivaba de los ciclos de llenado y vaciado de las albercas en las huertas (antecesoras inmediatas de las piscinas). Sin embargo, este procedimiento no garantiza la calidad sanitaria del agua además de suponer un derroche de un recurso escaso (en las piscinas el agua no se utiliza después para regar).

 

En la actualidad, las aguas de piscinas se regeneran en un circuito cerrado, es decir, el agua progresivamente contaminada por los bañistas se somete a un tratamiento adecuado y se vuelve a introducir en la piscina. Veamos primero cuáles son los agentes causantes de la contaminación para después detenernos en los procesos de tratamiento del agua.

 

AGENTES CAUSANTES DE LA CONTAMINACIÓN

 

Los principales agentes contaminantes que nos podemos encontrar en el agua de la piscina Son :

 

A) Bacterias: Son causantes de numerosas enfermedades (rinitis, otitis, conjuntivitis, piodermitis, forunculosis, gastroenteritis, etc.) dependiendo del tipo de bacteria. Durante el baño la flora microbiana de las mucosas suele pasar al agua. Aunque esta flora no sea patógena habitualmente, puede infectar a personas que tengan las defensas disminuidas.

 

B) Virus: Se pueden encontrar en el agua y en las zonas húmedas, produciendo

 enfermedades como el papiloma, poliomielitis, hepatitis A, etc. Los virus los transmiten las personas enfermas y aunque pueden ser eliminados mediante floculación y posterior filtración, son resistentes a las dosis habituales de cloro por lo que la prevención adquiere mayor importancia: advertir a los portadores del riesgo que generan, utilizar calzado de uso exclusivo para el recinto, etc.
 

C) Hongos: Aunque no se desarrollan directamente en el agua de baño constituyen otra fuente de contaminación a tener en cuenta. Los hongos son causantes del herpes circinado, pie de atleta, candidiasis, etc. Se suelen desarrollar en zonas húmedas encontrándolos fundamentalmente en las zonas de playa y vestuarios por lo que se debe extremar la limpieza de estas zonas al finalizar la jornada con un producto desinfectante.

 

D) Algas: Las algas son plantas acuáticas, que se nutren del dióxido de carbono y materia orgánica que existe en el agua. Las condiciones óptimas para su desarrollo son después de una tormenta, ya que la lluvia aporta nitratos. No debe haber proliferación de algas en el agua de una piscina con una instalación de tratamiento adecuada, sin embargo, si se observa crecimiento pueden utilizarse sales de cobre solas o combinadas con cloro.

 

Otro tipo de contaminación es la de tipo químico producida por una mala manipulación de las sustancias que se añaden al agua o un funcionamiento defectuoso del sistema de depuración.

  

Por ello se debe mantener un control constante de la calidad del agua (cloro y pH), anotando los datos en el Libro de Registro al menos dos veces al día y verificando asimismo el adecuado funcionamiento de todos los equipos que integran el sistema de depuración.

 

FUENTES DE CONTAMINACIÓN

 

Los bañistas.

 

Cada usuario (aunque se trate de un individuo sano), aporta al agua un número indeterminado de gérmenes junto con partículas (pelos, cremas...), que se acumulan

 fundamentalmente en la superficie del agua. Por ello el paso del agua al sistema de depuración se debe realizar en su mayor parte por la superficie, ya sea por medio de rebosadero perimetral o skimmers. El uso de las duchas antes de cada inmersión y del pediluvio al acceder a la zona de baño contribuye a disminuir la carga contaminante aportada por cada individuo.
 

Los no bañistas introducen materia orgánica con el calzado. La permanencia de personas vestidas o con calzado de calle, y el paso de animales a la zona de baño constituye una innecesaria fuente de contaminación.

 

Otras fuentes de contaminación. Durante las tormentas se movilizan diversos elementos (hojas, tierra, etc...) que contribuyen a aumentar la carga contaminante del agua.

 

TRATAMIENTOS QUÍMICOS DEL AGUA DE LA PISCINA

- FLOCULACIÓN-COAGULACIÓN

El objeto fundamental de la floculación es mejorar la eficacia de los filtros aumentando el tamaño de las partículas a eliminar, ya que si las partículas son muy pequeñas no quedan retenidas en el lecho filtrante y retornan al vaso produciendo un enturbiamiento del agua.

Los floculantes se inyectan en el circuito de recirculación mediante bomba dosificadora.

 Los más utilizados son el sulfato de aluminio a dosis de 5 a 20 mg/l y el polihidroxicloruro de aluminio a dosis de 0,5 a 2 mg/l.
 

- CLORACIÓN

 Para la desinfección del agua de la piscina lo más recomendable es el cloro que es un eficiente bactericida y algicida, cuando se usa apropiadamente.
 

La cantidad de cloro a añadir al agua de la piscina variará dependiendo de los distintos factores influyentes como la temperatura del agua, la extensión de la piscina, la  exposición a los rayos solares y la presencia de otras sustancias químicas disueltas en el agua.

 

El contenido de cloro total no debe exceder en 0,6 ppm (mg/l) el contenido en cloro libre.

 
El cloro residual es la cantidad de reserva de cloro presente en el agua que actúa inmediatamente sobre las bacterias. Este residuo de cloro hay que medirlo al menos dos veces al día y en los momentos de máxima afluencia, para ello se contará con unos reactivos adecuados.
 
LA ADICIÓN DE CLORO AL AGUA DE LA PISCINA SE REALIZARA SIEMPRE
 MEDIANTE DOSIFICADOR AUTOMÁTICO.
 

Se puede utilizar cloro gas, distribuido por un clorómetro procedente de una botella de cloro licuado, o una solución de hipoclorito sódico, distribuida por bomba dosificadora.

 En el caso de que exista un exceso de cloro en el agua de la piscina habrá que proceder al vaciado parcial del vaso, añadiendo agua nueva directamente de la red.
 

- OTROS PRODUCTOS DE DESINFECCIÓN AUTORIZADOS

a) Hipoclorito Cálcico: Su uso regular aumenta la dureza del agua y el pH.

 

     Si se almacena convenientemente puede permanecer estable hasta 2 años.

 

b) Dicloroisocianurato de Sodio y Ácido Tricloroisocianúrico: Su uso modifica poco el pH, es muy estable y su concentración no debe superar los 75 mg/l de isocianuratos.

 

c) Plata coloidal: Hay que mantenerla a la sombra en envase negro o azul que impida el paso de la luz.

 Su adición al agua hay que realizarla mediante dosificador, siendo la dosis activa de 0,05 ppm.
 

d) Ozono: Es necesaria una ventilación intensa del local ya que es peligroso respirarlo a partir de 0,2 mg/m3.

Necesita una desinfección complementaria con un desinfectante autorizado porque no tiene efecto residual.

 

- ALGICIDAS

 

Para combatir el crecimiento de las algas existen varios productos, entre los que destaca por su uso más habitual el sulfato de cobre, el cual se debe utilizar con precaución debido a su toxicidad, siendo suficiente para que ejerza su acción una dosis de 0,1-2 mg por litro de ión cobre según los casos.

 

Durante el período de ausencia de bañistas, se puede utilizar preparando una solución de sulfato de cobre al 10% de producto comercial en polvo, que se introduce directamente a lo largo de las paredes de la piscina.

 

La dosis necesaria es de 250 g de polvo por cada 50 m3de agua. Después de unas horas debe pasarse la barredera de piscina.

 

También puede añadirse el sulfato de cobre, a razón de 2 g por m3, mediante un dosificador que funcione de forma discontinua.

 

Una cloración con fuertes dosis consigue similares resultados algicidas pero siempre ha de realizarse en horas de ausencia de bañistas.

 

 LA ADICIÓN DE CUALQUIER ADITIVO DURANTE LAS HORAS DE BAÑO SE REALIZARÁ CON DOSIFICADOR AUTOMÁTICO

 
 PRINCIPALES RECOMENDACIONES PARA EL MANTENIMIENTO DE LA PISCINA:
 

P-H:

--¿qué hacer?:

    Vigilancia y análisis diario (2 veces al día).
 
--¿por qué?:
    Un exceso o un defecto puede irritar las mucosas o disminuir la eficacia de la              filtración.
 

--¿cómo mantener niveles adecuados?:

    Con correctores de pH.
 
 
CLORO
 

--¿qué hacer?:

    Vigilancia y análisis diario (2 veces al día)
 

--¿por qué?:

   Poco cloro: peligro de contaminación microbiana. Mucho cloro: quemaduras,               conjuntivitis
  

--¿cómo mantener niveles adecuados?:

   Cloración continua con el dosificador a concentraciones adecuadas. Si se necesita        tratamiento de choque, siempre de noche.
 

DEPURADORA

--¿qué hacer?:

    Limpieza de filtros periódica para evitar su colmatación (la periodicidad depende      del tipo de filtro)
 

--¿por qué?:

    Para conseguir un buen filtrado.
 

--¿cómo limpiar los filtros?:

    Invirtiendo el proceso, o por otro método como insuflar aire.
 

RENOVACIÓN DEL AGUA

 

--¿qué hacer?:

 

Aportar diariamente un 5% del volumen total, mayor si aumenta la conductividad(*).

 

-¿por qué?:

 

Para evitar que se concentren los aditivos empleados.

 

--¿cómo?:

 

Aportando agua de la red.

 

(*)Conductividad del agua: es la propiedad que tiene el agua de dejar pasar a su través la corriente eléctrica. Aumenta con la cantidad de electrolitos disueltos. Un incremento de la conductividad refleja una excesiva concentración de productos utilizados en el tratamiento del agua, lo que puede constituir un riesgo para la salud de los bañistas, por ello debe aumentarse la aportación de agua nueva en el caso de que supere en 800 microsiemens el valor del agua de llenado.

MANTENIMIENTO DEL VASO

<span style="font-size: 13.0039px; font-family: Arial, sans-serif;

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?