La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.



 

Aguas Verdosas

 

Algas en el agua de la piscina

¿Qué son las algas? 

 Las algas son organismos que realizan la fotosíntesis oxigénica, muchas “algas” son unicelulares microscópicas (protofitas), otras son coloniales y algunas han desarrollado anatomías complejas, incluso con tejidos.

Las algas en la piscina se pueden multiplicar en condiciones favorables a una velocidad exorbitante. En pocas horas pueden poner el agua de tu piscina de un color verde poco apetecible.
 
 Aunque por si solas no son un peligro para el usuario, la proliferación de las algas puede denotar una calidad del agua no apta para el baño. 
 
Las algas no solo están en el agua, también y casi más frecuente en las zonas que rodean la piscina y los distintos componentes de estas, como escaleras, flotadores, trampolines... Son resbaladizas, lo que pueden provocar accidentes y lesiones a los bañistas.

 

Si su piscina tiene este color, ¡no lo dude!, llámenos y nosotros nos encargaremos de todo.

Asi se ven las algas en el fondo de su piscina.Asi se ven las algas en el fondo de su piscina.

Cepillo de piscinaCepillo de piscina

Agua de la piscina verde por las algas.

Si nuestra piscina se ha puesto verde por culpa de las algas, tenemos que atacar por distintas vías esta plaga:
Primero tenemos que controlar el PH y ponerlo como aconsejan los productos que esté utilizando en su piscina, lo ideal es que esté entre 7,2 y 7,6.
En segundo lugar,  efectuar una cloración de choque.
Después, usar algún anti algas o algicida para posteriormente poner en marcha la filtración durante al menos 24 horas por la toma de aspiración del fondo.
Mantener los parámetros de la piscina en sus puntos ideales, cepillar la zona que tenga algas, y pasar el limpia fondos varias veces para recoger todas las algas muertas. 
 
SOLUCIÓN al agua verde por algas
 

* Poner el PH en el rango correcto.
* Cloración de choque (existen productos para este fin). 
* Usar una antialgas o algicidas (de la forma que aconseje el fabricante)
* Cepillar.
* Limpiar los filtros o cambiar la arena si es necesario. 
* Poner en funcionamiento el filtrado del agua por la toma de fondo.
* Pasar el limpia fondos. 
* Ver el estado de los filtros una vez terminado el proceso. 
* Quizás sea necesario el uso de floculantes. 
* Controlar el nivel de cloro y el pH al final del proceso.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?